viernes, 10 de agosto de 2007

Como dijo Chicoché

Nos encontrábamos, como siempre, dedicados a la mecanografía (en la compu) de estas páginas (web) cuando lo sentimos.

Al principio uno piensa que se trata de un trailer que trae mudanza al vecindario. Cuando de plano no se oye que pase ningún vehículo, ni siquiera una bici y el agua del vasito que tienes a un lado sigue moviéndose, sólo puedes esperar lo peor:




Después de todo, esto es Hollywood.

Seguimos el procedimiento y nos quedamos quietecitos sin mirar al reptil gigante que se asoma por la ventana. Si hubiéramos sabido que era un temblor y no un tiranosaurio, hubiéramos seguido el otro procedimiento:
  • Conservar la calma. (Así es, Jesusa).
  • Refugiarse bajo una cama, un escritorio o cualquier mueble que pueda protegerte si se viene el techo encima.
  • Reírse como adolescente de lo de "techo encima".
  • En caso de que no haya muebles, el marco de la puerta puede servir (¡Aguas! Manos y piernas tocando el marco)
  • Prepararse para lo peor.
  • POR NINGÚN MOTIVO salir a la calle. Los cables eléctricos tienden a romperse y dar latigazos de 10,000 voltios.
  • Una vez terminado el temblor, ponerse ropa interior limpia.
  • Buscar sobrevivientes.
Tras unos segundos de profunda reflexión y prometer ir a la Villa, la tierra dejó de moverse. Luego del incidente y ayudados por unos tés de tila y bolillos duros que nos facilitó Don Rosendo Schwartz (nuestro casero), que es como una madre (judía) para nosotros, verificamos la fuerza del temblor, que fue de 4.6 en la escala de Richter, 3 en la de Mercalli y 18 en nuestra panza, que aún resuella cuando, ahora sí pasa un camión pesado por la calle.

Claro que al día siguiente, ya alguno andaba vendiendo playeras que decían: Yo sobreviví al temblor de Los Ángeles y tenía la fecha del incidente y una foto de la peli "Terremoto" mal impresa. Afortunadamente nada puede detener el espíritu emprendedor americano.

Ante todo, muchas gracias, queridos lectores por su preocupación. El temblor lo sobrevivimos, pero este video que nos mandaron, fue horrible, ¡horribleee!

1 comentario:

Ambaricoque dijo...

El mundo se va a acabaaaar!!!

Es que si tiembla en Los Angeles y no es por un dinosaurio... es que ha llegado el fin del mundo.